Imprimir

Entrevistas


 

Entrevista "La historia inmediata, matar al mensajero”

 (por Boris Berenzón)

Diario La Crónica de Hoy,  México, 3 de noviembre de 2001


ENTRE CLIO CASANDRA Y EROS

La historia inmediata, “matar al mensajero”


BORIS BERENZON GORN

A continuación se presenta la conversación con Carlos Barros con motivo del IV Congreso Nacional de Entre Ríos. Platicamos sobre el caso Dargoltz con el doctor Carlos Barros, coordinador de la Red Academica Internacional Historia a Debate, en la que participamos activamente un grupo de academicos mexicanos entre lo que estamos Norma de los Rios (UNAM), Micheline Cariño (UBCS), Jérôme Baschet (UNACH-EHESS) y el que esto escribe.

¿Qué es el caso Dargoltz?

Raúl Dargoltz es un profesor de Historia de la Universidad de Santiago del Estero, Argentina, y miembro activo de la red digital Historia a Debate, que tiene el enorme mérito y valor cívico de hacer Historia Inmediata, es decir, lo que nosotros hemos definido como la aplicación del metódo y del rigor historiográficos al análisis de los hechos históricos relevantes que acaban de ocurrir o que están ocurriendo a nuestro alrededor. Concretamente, publicó un libro sobre el "Santiagueñazo", una revuelta popular contra la corrupción política y el neoliberalismo en Santiago del Estero en diciembre del año 1993, unos días antes de la revuelta zapatista del 1 de enero de 1994.

No fueron juzgados por ello ni los políticos corruptos ni, afortunadamente, los participantes del motín justiciero, solamente el historiador que relata y explica la génesis de los hechos: quieren "matar al mensajero" los mismos políticos que provocaron la revuelta, "castigando" su compromiso historiográfico con la petición de una sentencia de 1 a 3 años de cárcel, además de una cuantiosa indenmización económica.

Carlos, ¿qué peligros supone, pues, hacer Historia Inmediata? Ya ves. Hemos iniciado una campaña internacional de solidaridad académica con Dargoltz en defensa de la libertad de investigación y de expresión de los historiadores en el ejercicio de su profesión, porque es nuestro colega y por el futuro libre de nuestra disciplina. Es sumamente grave este precedente, creo que hemos coincidido en ésto.

¿Vienen tiempos difíciles para la historia, verdad? Cuando, hace unas semanas, Boris, discutíamos crear en www.h-debate.com un nuevo apartado llamado "Academia Solidaria", ya lo preveíamos. Los aspectos más negativos de la globalización se están disparando, en lo económico, es terrible la agresión neoliberal a la educación pública que estamos viendo en Argentina, y en lo político, sobre todo después del atentado del 11 de septiembre y sus consecuencias, la guerra civil mundial que recién comienza.

¿Cúal es nuestro papel como académicos?

Contribuir a potenciar los aspectos buenos, solidarios, pacifistas, no vengativos, de la globalización, empezando por nosotros mismos. Historia a Debate quiere ser una especie de "historiadores sin fronteras" enfrentando casos de conciencia como el de nuestro colega y amigo Rául Dargoltz, que si va adelante, si dejamos que vaya adelante, creará un precedente peligroso para nuestra comunidad académica, no estamos dispuestos a volver a la idea carpetovetónica de hacer historia de hechos remotos alejados de un presente que influye, querramos o no, en nuestra actividad cognoscente. Ni dejar de investigar historiográficamente los hechos históricos inmediatos. Todo es historia.